Los últimos 100 metros: cadena de suministro y planificación de estanterías

Home/Actualidad, Almacenamiento/Los últimos 100 metros: cadena de suministro y planificación de estanterías

Los últimos 100 metros: cadena de suministro y planificación de estanterías

Por: Rob Dold
experto en ropa y accesorios de Fortna

A menudo las empresas toman decisiones para optimizar sus operaciones del centro de distribución que afectan de forma negativa a su cadena de suministro. En este artículo se examina ¿por qué las empresas que están revisando más de cerca la racionalización de sus operaciones pueden estar de hecho dañando su eficiencia en general?

Los esfuerzos para racionalizar las operaciones de distribución pueden frustrarse debido a procesos ineficientes de recepción, clasificación e inventario, y a daños generados a productos cuando son entregados en la tienda. Esto a menudo hace que el personal se distraiga de sus actividades de atención al cliente. Usted debe adoptar un punto de vista holístico en su organización y equilibrar la optimización del centro de distribución con la mejora general de la cadena de suministro. Este cambio del negocio puede generar ahorros significativos de mano de obra.

Por qué importan los últimos 100 metros

Los mejores minoristas están integrando la planificación de estanterías a las estrategias de gestión de cadena de suministro por varias razones:

  • Los costos de mano de obra en las tiendas son altos comparados con los de la mano de obra en los centros de distribución. Por ello, conviene optimizar la selección y embalaje de productos de manera que faciliten las tareas de recepción e inventario en la tienda.
  • Esto tiene el beneficio adicional de liberar tiempo para que la mano de obra más costosa de la tienda, se enfoque en actividades que añadan valor, tales como la venta de producto y la atención a clientes. Este efecto es aún más pronunciado en el caso de minoristas que tengan un gran número de tiendas.
  • Los altos costos de bienes raíces implican que las tiendas deben maximizar cada pie cuadrado disponible, utilizando menos espacio dedicado a la recepción y almacenamiento en la parte trasera. Las entregas a las tiendas se deben recibir y guardar rápida y eficientemente, sin abarrotar la trastienda con inventario que debería estar en la sala de ventas.
  • Se puede lograr reducir de manera significativa los daños que sufren los productos en el tránsito y en la recepción, efectuando ajustes menores en la forma en que los productos se almacenan, seleccionan y embalan en la bodega.

Los minoristas están logrando ventajas competitivas gracias a la planificación de estanterías en gestión de la cadena de suministro, adoptando un punto de vista holístico, consiguiendo un mejor alineamiento de Key Performance Indicator (KPI) entre los centros de distribución y las operaciones de tiendas y analizando procesos y sistemas relacionados con la clasificación, almacenamiento y selección.

Almacenamiento exitoso

Un minorista vio una oportunidad de mejoras en los procesos y de reducción significativa en los costos de mano de obra en las tiendas haciendo algunos ajustes a su estrategia de almacenamiento de productos. Encontró que el tiempo usado por los empleados en moverse de un lado de la tienda a otro, para rellenar las estanterías, era poco económico y además, les impedía atender a los clientes de manera adecuada. También se dio cuenta de que los productos estaban llegando con daños a las tiendas, debido a que habían sido embalados debajo de otros más pesados en las paletas. Logró construir paletas más estables y reducir daños al agregar un factor de aplastamiento en su estrategia de almacenamiento. Además, debido a que sus planogramas tienen agrupamientos constantes de producto en cada una de sus más de 1.000 tiendas, logró reducir el tiempo necesario para rellenar las estanterías de las tiendas, almacenando en sus centros de distribución por categoría de producto, velocidad de SKU y afinidad de SKU.

A menudo las empresas toman decisiones para optimizar sus operaciones del centro de distribución que afectan de forma negativa a su cadena de suministro

El almacenamiento físico en un centro de distribución puede tener uno de los mayores impactos en la optimización de las operaciones de recepción en las tiendas, gestión de la trastienda y relleno de las estanterías; pero los cambios en los sistemas, tales como el WMS, representan otra forma de efectuar mejoras en los últimos 100 metros.

Despídase de las estrategias de olas ineficaces

La planificación de estanterías en la gestión de cadena de suministro también se puede aplicar con resultados favorables a las estrategias de olas. Las olas de pedidos por producto o tipo de familia pueden hacer que un producto sea seleccionado y embalado con una secuencia que mejore los procesos de recepción y relleno de estanterías en las tiendas, reduciendo los daños. Estos tipos de cambios son menos visibles en el centro de distribución que en la tienda. En el caso de un minorista de productos deportivos, esta estrategia se emplea para fabricar paletas que faciliten la descarga en las tiendas.

Se puede pensar de manera similar en ambientes automatizados. Un minorista líder de repuestos automotrices usa tecnología de clasificación unitaria en sus centros de distribución. El producto es seleccionado a granel de acuerdo a su categoría (impulsado por el WMS) y luego es optimizado; su ruta es determinada por reglas de negocio, por el Warehouse Control Software (WCS). La lógica de clasificación se ha establecido para agrupar productos por tienda, originando envíos que facilitan la reposición en las tiendas. La mercadería orientada a la tienda se apila por secuencia en contenedores físicos con ruedas, los cuales se cargan y descargan diariamente en camiones, usando entregas nocturnas que no requieren atención. Esta estrategia ha influenciado y originado varios beneficios a nivel de la tienda:

  • Más envíos a la semana originan cantidades de put away más fáciles de manejar, menores inventarios agotados y mayores ventas.
  • Eficiencia en la recepción y un put away de la mercancía orientada a la tienda.
  • Mejor acceso al espacio de recepción.

Véase la siguiente comparación de comentarios de asociados en tiendas:
Antes
“Cuando el producto se acaba, es frustrante que demore una semana en llegar”.
“Tenemos que clasificar grandes envíos todas las semanas y almacenar el producto demora una eternidad”.
“Nuestras entregas son un desastre; nos demoramos una eternidad clasificándolas”.

Ahora
“Es asombroso. Pareciera que siempre tenemos en inventario el producto que nuestros clientes necesitan; rara vez deben esperar”.
“Cuando llegamos cada mañana nos espera un envío de lo que necesitamos. No es tan grande, por lo que podemos almacenarlo fácilmente”.
“Nuestras entregas están bien clasificadas según su ubicación en la tienda. Es muy simple encontrarlas”.

El planograma gana en importancia

La capacidad de armar envíos listos para su exposición es una gran oportunidad para algunos minoristas. La selección de productos listos para ser expuestos directamente en contenedores metálicos con ruedas es un enfoque que está siendo muy usado en el sector de comestibles en Europa. Los contenedores metálicos con ruedas se pueden empujar fácilmente a estanterías de las tiendas cuando necesitan reposición, lo que elimina la necesidad de transferir producto desde una paleta a un carro o a un carrito. Esto funciona mejor en ambientes de redes de transporte cerradas, pero puede haber variaciones de este concepto para aquellas empresas que usen servicios de terceros.

Alineando la bodega con el escaparate

La gestión de la cadena de suministro y la planificación de estanterías también involucran el alineamiento de la capacidad de la estantería y de los puntos de nuevos pedidos con las cantidades y frecuencias de los envíos. Los minoristas se están cambiando hacia una mayor selección por piezas y de pedidos menores a una caja llena, para alinearse con la demanda de las tiendas y con el espacio en las estanterías. Otra estrategia a considerar es el uso de diferentes procesos para la inauguración de tiendas nuevas como el lanzamiento de productos y las promociones versus la reposición diaria en las tiendas. Un minorista con múltiples canales, impulsado por los cambios en los requerimientos de servicio de sus clientes, necesitaba modificar su forma de seleccionar (más selección unitaria) y sus operaciones de embalaje (para alinearse con el planograma de las tiendas). Su costo de operación aumentó levemente, pero fue compensado por mejoras en los ingresos y por menos rebajas, gracias a la mejor posición del inventario en la sala de ventas. Volver a alinear KPI con requerimientos de clientes y operaciones de las tiendas puede ser uno de los cambios más difíciles que su empresa enfrente, pero usted no debe considerar la optimización solo hasta la puerta del muelle de su centro de distribución.

Mire más de cerca sus últimos 100 metros

Las empresas pueden estar tan absortas en la optimización de sus centros de distribución que no consideran cómo su producto llega a la estantería de la tienda. Terminan tomando decisiones bien intencionadas que mejoran la eficiencia del centro de distribución, pero que impactan en forma negativa el costo general y la eficiencia. ¿Necesita usted mirar con más atención los últimos 100 metros de su cadena de suministros?
Pregúntese lo siguiente:

  • ¿Son consecuentes los planogramas de mi tienda? Si las agrupaciones de productos son consecuentes, tal vez usted pueda beneficiarse del almacenamiento por categoría de productos.
  • ¿Estoy viendo mayor eficiencia en la productividad al seleccionar, pero una menor eficiencia en actividades de la trastienda y de reposición de estanterías en la tienda?
  • ¿Tiene usted una gran cantidad de tiendas o un gran número de empleados en las tiendas, involucrados en actividades de inventario?
  • ¿Operan sus centros de distribución y tiendas bajo múltiples P&L? ¿Existen KPI que impulsen el alineamiento a través de la organización?

Si usted ha contestado sí a una o más de estas preguntas, puede que valga la pena examinar la eficiencia de su cadena de suministro en forma más amplia. Significa equilibrar la cadena de suministro como un todo, pero cuando se adopta un enfoque holístico y se alinea la organización con un conjunto común de KPI, a menudo se puede construir un caso sólido de negocios para el cambio, solo en los ahorros de mano de obra.

By | 2017-07-07T11:05:05+00:00 julio 7th, 2017|Actualidad, Almacenamiento|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment