El valor de la consultoría logística estratégica

Home/Logística/El valor de la consultoría logística estratégica

El valor de la consultoría logística estratégica

 

Entrevista con el consultor internacional Rogelio Gutierrez

“Logística es ingeniar, crear, planear y ejecutar”, expresa el doctor Rogelio Gutiérrez, quien tiene un MBA de la Universidad Ramón Llull de Barcelona y estudios doctorales en Administración. Durante varios años, ocupó cargos gerenciales y desarrolló proyectos en gestión de la cadena de suministro, y en la actualidad se desempeña como consultor empresarial internacional y como catedrático e investigador de prestigiosas universidades de Latinoamérica. En entrevista exclusiva para la Revista de Logística, el doctor Rogelio nos comparte su recorrido y experiencias como ejecutivo, académico, conferencista y columnista, que lo han convertido en uno los principales consultores internacionales colombianos en el tema de la estrategia logística.

Doctor Rogelio, ¿desde cuándo comenzó a vincularse con el mundo de la logística?

En Barcelona, cuando cursaba el máster, enfoqué mis trabajos para la obtención del título hacia los temas de logística integral, en una época que coincidía con el auge de la logística española, debido al fortalecimiento de su economía ante el ingreso a la Unión Europea. Aprovechando la coyuntura del momento, no solo pude ampliar los conocimientos en logística, sino que alcancé a realizar varios trabajos de análisis estratégico con la universidad.

Cuando culminó sus estudios en Europa, ¿cómo se vinculó con el mundo logístico en Colombia?

La Organización Corona me hizo parte de su primer equipo de logística como gerente de Proyectos Logísticos, que buscaba sembrar las bases para la formación de un área, a partir de la formulación de planes y proyectos estratégicos de sus cadenas de abastecimiento. Era más un staff, pero no solo involucró el concepto integral de logística en la organización, sino que planteó estrategias aún vigentes y que fueron adoptadas por muchas empresas. Por ese trabajo, la dirección corporativa me invitó a integrar un equipo multidisciplinario (junto con quien es hoy el presidente de Colmotores, Jorge Mejía), para la formulación de un reenfoque organizacional bajo la consultoría de Booz Allen & Hamilton, que basó buena parte de su propuesta en los análisis de gestión de cadenas de valor.

Con el aprendizaje que obtuvo con el grupo Corona, ¿cuál fue su siguiente paso?

Tras ocupar cargos directivos en algunas de las empresas de la organización, me dedico de plano a la consultoría logística con mi empresa y ayudo a formar varios programas de posgrado en logística para diferentes instituciones de Latinoamérica, entre los que recuerdo con especial aprecio el que diseñé para el CESA, del cual salieron varios ejecutivos que hoy ocupan importantes cargos. Ya sea como consultor o desde la investigación académica, he podido conocer muchas empresas de varios de nuestros países y su problemática logística.

 

Desde su trabajo de consultoría con distintas empresas, ¿cuál cree que ha sido el principal problema de la logística empresarial en el país?

Pienso que responde, principalmente, a que las áreas logísticas de muchas empresas se estructuraron con base en necesidades operativas, pero sin pasar por un proceso de planeación ni formulación, que facilite la alineación con los planes estratégicos del negocio, y sin tener presente que el diseño de sus procesos logísticos responda a una promesa de valor compartida entre marketing y las áreas que desarrollan procesos del flujo de suministros. Es por eso que antes de empezar cualquier proceso de acompañamiento en logística, lo primero que le recomendamos a la empresa es la realización de un análisis de valor integral en la cadena de abastecimiento, porque lo prioritario para cualquier organización no es la optimización lineal del costo, sino la creación de valor para el cliente, el cual genera los crecimientos exponenciales de los ingresos.

Observando su trayectoria en la formación ejecutiva y profesional, ¿sus estudiantes se conectan con esta idea?

Esa es la tarea, especialmente, con los nuevos gerentes. He venido trabajando en diferentes programas de posgrado y formación ejecutiva, del CESA, de los Andes, de la Universidad de Antioquia, de la Sergio Arboleda, de ProColombia o del Externado, por citar solo algunas instituciones en Colombia, y con una especial ilusión sobre lo que podamos desarrollar en la Universidad del Rosario bajo la rectoría de un hombre tan proactivo y asertivo con estos temas como lo es José Manuel Restrepo. La estrategia es influir en el empresario, en el gerente y, sobre todo, en el emprendedor, para que a partir de las vivencias locales que se han recogido durante las consultorías y los referentes mundialmente reconocidos, desarrolle el concepto estratégico de la logística basada en valor, no para estar a la moda en terminología ni en teorías, sino para que lo utilice como herramienta práctica para aumentar las posibilidades competitivas de su negocio.

Desde ese trabajo académico, ¿con qué estereotipos de la logística llegan los estudiantes?

Quizás por la forma como lo han vivido en sus empresas, muchos creen que la logística se limita a los procesos operativos del suministro. La verdad es que el mundo marcha con otros conceptos emergentes y a unas velocidades sorprendentes, y para que un país desarrolle la competitividad de sus cadenas de abastecimiento, se debe soportar primero en la modernización de la infraestructura y superestructura para el flujo de materiales, y ese es un amplio campo para la megalogística, la logística urbana y del transporte. Segundo, la mejora de prácticas empresariales, a partir de la integración, colaboración y sincronización con las demandas. Y tercero, la gestión del conocimiento logístico, donde la academia es fundamental para el desarrollo sostenible y sustentable de procesos y tecnologías que agreguen valor al cliente, al negocio y al entorno. El campo es muy amplio.

¿Cuál es la tarea de las empresas para mejorar su propio desarrollo logístico?

Muchas veces se piensa que existe un modelo preestablecido para el desarrollo logístico de una empresa, y eso es lo primero que debemos aclarar cuando se nos invita a realizar una consultoría. Es como los indicadores: depende de las características y proyecciones propias de cada compañía; por lo tanto, el consultor debe hacer el acompañamiento para la homologación y definición de los imperativos logísticos para el logro de los objetivos estratégicos. Tanto las metodologías existentes como las herramientas conceptuales y prácticas que se brinden son un gran soporte, pero si la alta dirección no está involucrada en el proceso de cambio, y si las áreas funcionales solo esperan obtener soluciones técnicas, no habrá desarrollo logístico. No hay ningún software, modelo de simulación o diseño de instalaciones que sean capaces de permitir la asimilación de los rápidos cambios del entorno, si no existe un planteamiento estratégico. A propósito, me viene a la memoria una frase de un director de Ernst & Young, con quien realicé una consultoría asociada hace unas dos décadas: “El miedo se quita con conocimiento y la incertidumbre se calma con estrategia”.

By | 2017-05-02T16:31:30+00:00 Marzo 14th, 2017|Logística|2 Comments

About the Author:

2 Comments

  1. Adiela restrepo Marzo 18, 2017 at 1:23 pm - Reply

    Excelente entrevista, además porque creo que el Dr Gutiérrez es de los mejores columnistas en el tema logístico
    Siempre leo sus articulos en la revista o en el Tiempo

  2. diego fernando cruz cruz Mayo 7, 2017 at 12:13 pm - Reply

    excelentes los consejos que nos brinda la logística

Leave A Comment