La apuesta de Peñalosa

/, Opinión/La apuesta de Peñalosa

La apuesta de Peñalosa

La construcción del Metro, la nueva Séptima, TransMicable y la adjudicación de los diseños de las troncales de la Av. 68, Ciudad de Cali y la ALO Sur son las megaobras con las cuales la actual alcaldía de Bogotá en cabeza de Enrique Peñalosa tiene puestas sus esperanzas en pro, no solo de mejorar la infraestructura de movilidad de la ciudad, sino de levantar su imagen caída en las encuestas.

El retraso en infraestructura de transporte público y vial de la capital colombiana ha venido incrementando. La poca gestión de administraciones pasadas sumado al enorme incremento tanto poblacional como de circulación de vehículos han venido sumiendo a Bogotá en el caos, donde usuarios de servicio público y particulares sufren a diario el colapso del tráfico y la interminable espera para llegar a un punto de la ciudad.

La actual administración ha planteado varios megaproyectos con los cuales pretende cambiar el oscuro panorama. Serán cerca de 96 billones los que se ejecutarán en los próximos años, una cifra récord. La primera de estas obras y quizás la más esperada es el metro, aunque los escépticos (que son muchos) sostengan que no es sino una nueva ilusión, la verdad es que nunca había estado tan cerca de ser una realidad como en esta oportunidad.

La obra que costará 13,8 billones de pesos tendrá una longitud de 25,29 Km, será ciento por ciento elevado y se construirá en tres etapas. La etapa uno y dos, totalmente financiada, irá desde el Portal Américas hasta la Avenida Caracas, a lo largo de la Av. Villavicencio, Av. Primero de Mayo y Calle 1, por donde girará hacia el norte hasta la Calle 72.

Otra de los proyectos que se desarrollarán en Bogotá será la construcción de Transmilenio por las troncales de la Carrera Séptima, la Avenida 68 y la Avenida Ciudad de Cali. Lo que sumara 65,3 Km más a la red del sistema de buses y estaciones de Bogotá. Según la administración capitalina estas construcciones permitirán descongestionar el sistema y dar un mejor servicio a los bogotanos.

La siguiente mega obra es el tramo sur de la ALO, otro de los proyectos que se había pospuesto por más de 30 años y el cual busca unir el sur y el norte de la capital colombiana por el occidente. El tramo sur, el cual arranca obras en 2019, irá de Chusacá hasta la Calle 13 y contará con Transmilenio, cicloruta y en principio cuatro carriles vehiculares que podrán ser ampliados a ocho.

El siguiente proyecto a destacar fue propuesto por la anterior alcaldía y ejecutado por la actual, hablamos del TransMicable, sistema de poleas y vagones que transportará a los habitantes de los barrios Mirador y Paraíso con la estación de Transmilenio del Tunal. Otra de las obras que estarán en ejecución este año será el Corredor vial Tintal- Alsacia, la constitución beneficiará la movilidad de las localidades de Bosa y Kenedy, esta se unirá a la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali, la cual conectará con Soacha y la Autopista Sur.

Los dos años que le quedan a Peñalosa como alcalde serán determinantes, no solo para su prestigio como urbanista, sino también para su legado con la capital. La apuesta es grande y de ganarla dejará en seis años una ciudad con una infraestructura digna de una urbe de 8 millones de personas.

 

DANIEL FERNANDO POLANÍA CASTRO
Comunicador Social y magíster en Historia
Editor Revista de Logística
daniel.polania@legis.com.co
Danielpolania.wordpress.com
@danielfpolania

By | 2018-03-26T18:09:02+00:00 marzo 1st, 2018|Logística, Opinión|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment