La intralogística: el arte de competir

Home/Logística/La intralogística: el arte de competir

La intralogística: el arte de competir

Por Gabriel Solano, gerente general
de Almatec Logística Inteligente S. A. S.

El término ‘logística’ es ampliamente utilizado y comprendido en el mundo de los negocios como la gestión de las cadenas de suministro en el comercio y la industria. En este sentido es conveniente identificar qué parte de dicha gestión se realiza dentro de una empresa (intralogística) y cuál por fuera de ella.

En Colombia, el Departamento Nacional de Planeación (DPN) estimó que en el 2016 los costos de la logística para las empresas representaron el 14,97% de las ventas; es decir, casi 15 pesos de cada 100 del valor de un producto se van en cumplir ese proceso. Dependiendo de la actividad de una compañía, los gastos en intralogística (que comprende las operaciones de recibo, almacenaje, preparación de pedidos y despacho de mercancías) pueden representar entre el 5 y el 8% del valor de un producto.

Estas labores internas tienen la particularidad de ser controladas por la organización y no depender de factores externos que puedan afectar los costos.

Tan pronto como una empresa fabrica sus productos (en el caso de las el arte de competir manufactureras) o los recibe (en el caso de las comercializadoras), estos deben pasar por fases como almacenamiento, reclasificación, preparación en nuevas unidades de medida, alistamiento y despacho al cliente final o en algunos casos a otros centros de distribución. El tiempo de permanencia en bodega de estos productos y las veces que deben bajarse desde las estibas y moverlos hasta el sitio de despacho son tareas de intralogística que presentan grandes oportunidades de mejora no solo en costos de operación, sino también en capitalización para ofrecer un mejor y diferenciado servicio.

En Colombia, estas actividades se han optimizado casi de forma empírica, y aunque hoy en día hay una mayor conciencia de la necesidad de un desarrollo logístico proyectado, aún es generalizado el temor a dar el primer paso en firme en temas de últimas tecnologías en intralogística. Una opción para empezar con confianza y seguridad es acercarse a las alternativas que ofrece el mercado, con niveles de automatización de forma escalonada.

Como es sabido, el valor del metro cuadrado en el país viene en aumento y es cada vez más frecuente la necesidad y la restricción de encontrar bodegas adecuadas. Entre las oportunidades fácilmente capitalizables en la automatización de la intralogística está el aprovechamiento del volumen, que rompe con la tradicional optimización de las bodegas a 12 metros de altura, permitiendo por medio de sistemas de almacenamiento avanzados lograr alturas de 18, 20, 25 y hasta 35 metros que significan tener de 1,5 a 3,5 veces más mercancía por m2. Eso quiere decir que si un centro de distribución de 1.500 m2 tiene una capacidad de 2.000 estibas (posiciones de almacenamiento), es posible que desarrollando tecnologías de intralogística llegue a cuadruplicar su capacidad en forma rentable.

La densidad de almacenamiento está determinada por la selectividad que necesita el manejo del producto. De aquí surgen diferentes alternativas de almacenaje por metro cuadrado. La selectividad del producto, combinada con la velocidad requerida de preparación y despacho de los pedidos, determina el nivel de tecnología y costo de los equipos necesarios para la operación. Conjugar inteligentemente estas variables con cifras estimadas de crecimiento de la empresa de al menos cinco años, es un arte que da como resultado una intralogística organizada y bien estructurada, con un impacto significativo en el valor del producto en el mercado, y marca una posición competitiva de la empresa.

Por fortuna hay en Colombia empresas como Almatec Logística Inteligente S. A. S., especializada en apoyar y proveer a la industria y el comercio soluciones eficientes de intralogística. El país espera que a partir de un trabajo efectivo en esta área se promueva una economía más ágil y liviana en costos, se faciliten y agilicen los procesos de comercio exterior y se diversifique la canasta exportadora.

By | 2017-12-06T11:02:14+00:00 noviembre 29th, 2017|Logística|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment