La robótica se está tomando la industria logística

//La robótica se está tomando la industria logística

La robótica se está tomando la industria logística

Por: Camilo Pérez
@tecnojournalism

A medida que crece la demanda mundial de servicios logísticos, las exigencias y dificultades para los proveedores de dichos servicios también aumentan. En ese escenario, tecnologías emergentes como la robótica se vislumbran como alternativa para revolucionar el sector.

A finales del año pasado, Google anunció haber adquirido Boston Dynamics, una empresa de robótica proveedora del ejército de Estados Unidos conocida por desarrollar robots que pueden correr más rápido que Usain Bolt, escalar paredes y saltar hasta nueve metros de altura.

Esta adquisición hace parte de las ocho empresas especializadas en el campo de la robótica que, sin mucho alboroto, el gigante de Internet ha comprado en los últimos seis meses, bajo la supervisión del exjefe de Android, Andy Rubin. Y aunque Google aún no ha revelado sus planes para el reciente equipo de robots adquirido, las posibilidades parecieran ilimitadas: desde encargarse de procesos industriales en todo tipo de fábricas, entregar paquetes a cientos de kilómetros de distancia, hasta participar en operaciones de rescate e incluso cuidar bebés.

Uno de los líderes mundiales en el campo de la robótica es Japón. En ese país no es raro encontrarse con robots recepcionistas que saludan a los clientes a la entrada de los almacenes comerciales o robots chef que pueden preparar un plato de comida en algo más de un minuto. De hecho, el 30% de los robots comerciales del mundo se encuentran en Japón1.

En ese país se han desarrollado robots cocineros, músicos, enfermeros y hasta cirujanos. La empresa Aisei, por ejemplo, creó un robot chef que puede preparar unos tallarines en 1 minuto 40 segundos y además servir 80 raciones en un día de mucho trabajo. Este cocinero mecánico sería igual a los utilizados en las fábricas automotrices en Detroit, de no ser porque sus dos largos brazos mecánicos en vez de estar programados para atornillar y soldar metales toman ingredientes como harina, salsas y agua y los mezclan para preparar un suculento plato de comida.

También en Japón, la compañía Honda creó a ASIMO, un robot de 130 centímetros de altura capaz de caminar, correr, subir escaleras, hablar e incluso servir café. ASIMO es un robot enfermero. Puede desplazarse dentro del hospital de una habitación a otra, administrar los medicamentos adecuados y atender algunas de las necesidades de los pacientes.

Es evidente que hace rato los avances en robótica traspasaron el mundo de la ciencia ficción; hoy en día, las máquinas pueden adoptar todo tipo de formas y realizar un gran número de actividades, al punto de transformar la manera como las empresas producen y hacen negocios.

 

Estas máquinas han demostrado su potencial para optimizar procesos, reducir costos e incluso reemplazar, en muchas tareas, la mano de obra humana en industrias como la automotriz, farmacéutica, manufacturera (textil, aceites, grasas alimenticias y las cementeras), las cuales se han visto forzadas a automatizar sus procesos por factores asociados a la competitividad, controles limitantes en los precios y la optimización en el aprovechamiento de sus materias primas.

A medida que crece la demanda mundial de servicios logísticosUna de las empresas a la vanguardia en este campo es el gigante de las ventas en Internet, Amazon, que desde hace unos años dejó su logística en manos de unos robots que, desplazándose como cucarachas por los almacenes, son capaces de mover con alta precisión estanterías completas. Esta misma empresa, a finales del año pasado, sorprendió al mundo cuando reveló un nuevo servicio de entrega de pedidos llamado Prime Air, el cual llevará los pedidos a sus clientes, siempre y cuando estos pesen menos de cinco libras (2,3 kilogramos), por medio de vehículos aéreos no tripulados (drones). Aunque hay que decir que en Estados Unidos este sistema puede tardar años en implementarse, pues los entes de control aún debaten cómo permitir el uso de drones para fines comerciales.

Sin embargo, en países como Japón, Australia y Reino Unido muchas empresas descubrieron el potencial que tienen los drones para su operación diaria y ya los están utilizando en industrias como la minera, energética y cinematográfica, por mencionar algunas.

No obstante, el uso de drones es solo una de las tantas posibilidades que la robótica plantea a las compañías logísticas. Recientemente, el editor de la publicación The Business of Robotics, Mike Davin, dijo en una entrevista a la BBC que hoy las compañías están mirando muy atentamente el uso de robots, pero no necesariamente están anunciando sus planes. “En uno o dos años, sin embargo, habrá mucho que añadir a la historia de la robótica corporativa”, agregó.

En la actualidad, muchos fabricantes están enfocándose en el desarrollo de tecnologías emergentes, para mejorar la productividad y los costos en la gestión de los centros logísticos. Una necesidad que nace, además, debido a serios estudios elaborados por las mismas empresas logísticas, donde se prevé que durante los próximos años la demanda global de servicios logísticos se incrementará, así como la competencia en el sector.

Ante ese escenario, Fabian Basade, consultor senior de supply chain en Ernst & Young (ahora EY), explica la fuerza que está tomando la robótica en los procesos logísticos, ya que los sistemas robotizados permiten registrar y controlar al detalle los tiempos, recursos y costos asociados al interior de los centros logísticos. “Por lo tanto, la identificación, análisis y gestión de oportunidades de mejora relacionadas con la productividad, pueden ahora, gracias a los sistemas robóticos, contar con mayor información para la toma de decisiones”, agrega.

Por otro lado, los sistemas robóticos optimizan la operación logística. Por ejemplo, el transporte interno de materia primas, productos en procesos y terminados puede ser mejorado en tiempo, costos de transporte (fletes) y alistamiento de cargas mediante el uso de bandas transportadoras con contadores de inventario. Lo mismo ocurre cuando se implementan sistemas de almacenaje, picking o paletizado inteligente de pedidos mediante la utilización de códigos de barras; o la utilización de sistemas de ubicación georreferenciada GPS, los cuales han venido ganando terreno en la prestación de los servicios del sector de transporte.

También entra en juego el tema ambiental. En ese sentido, el consultor de EY resalta cómo los sistemas GPS, para las empresas del sector logístico, optimizan las rutas y brindan mayor trazabilidad a la flota transportista, reduciendo la huella de carbono y controlando las emisiones de gases contaminantes. De otro lado, la automatización industrial reduce la cantidad de desperdicios al final de procesos, como el empaque o embalaje, debido a que se optimiza en gran parte el uso de las materias primas.

Para Jorge Rojas, gerente de ingeniería de Robotec, la acogida que ha tenido la robótica en el sector se puede explicar también por la reducción de costos de mano de obra y la transferencia de tareas peligrosas o sensibles.

De esta manera, el atractivo de la mano de obra robótica salta a la vista: los robots pueden trabajar 24/7, sin pausas y mucho más barato. Hace años, en Alemania y Japón se entendió esto, por eso, estos países lideran actualmente el mercado del desarrollo y producción de tecnologías robóticas.

A pesar de que la robótica aplicada al sector industrial es ampliamente reconocida por sus beneficios, en Colombia predomina cierto escepticismo hacia el tema. Aún pareciera ser un campo exclusivo para multinacionales con gran músculo financiero.

“A Colombia le falta mucho para subirse al tren de la robótica”, comenta Fabian Basade. A juicio del consultor de EY, el mayor reto es vencer el escepticismo de los empresarios con relación al costo y acceso a este tipo de tecnologías.

De todas maneras, en el país es posible encontrar modelos robóticos en el sector salud, por ejemplo, brazos robóticos para la medicina quirúrgica y farmacéutica. En cuanto al sector industrial, sobresalen los robots de paletizado, robots para empacado de productos como botellas, sacos o cajas, y las bandas transportadoras.

Así las cosas, aunque el campo de la robótica actualmente está en pañales, empresas como Google y Amazon ya se dieron cuenta de su enorme potencial y se preparan para entrar de lleno en este campo, el cual, según los expertos, promete mover billones de dólares y revolucionar muchas industrias dentro de poco.

Tecnologías emergentes

Son aquellas innovaciones científicas que pueden crear una nueva industria o transformar una existente. Este concepto lo componen la inteligencia artificial, la biotecnología, la ciencia cognitiva, la nanotecnología, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y la robótica. Estas dos últimas son las que han tenido mayor aceptación en el sector de la logística, debido a que posibilitan la reducción de costos o la optimización de diferentes procesos logísticos.

Tipos de robots

Se pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

  • Robots de carga. Poseen movimientos en los tres ejes. Pueden mover grandes cargas entre dos puntos.
  • Robots SCARA. Poseen movimientos en dos ejes. Se utilizan en producción electrónica y clasificación.
  • Brazos robóticos. Poseen gran libertad de movimiento e imitan el del brazo humano. Sirven para diversas aplicaciones como soldadura, pintura, inspección, paletizado y ensamblado.
  • Robots de logística. Están programados minuciosamente para moverse con una amplia libertad y son capaces de trasladar estanterías y cajones repletos de productos.
By | 2018-01-18T17:04:19+00:00 enero 16th, 2018|Tecnología|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment