Tecnología 5G, todo lo que necesita saber para entenderla

//Tecnología 5G, todo lo que necesita saber para entenderla

Tecnología 5G, todo lo que necesita saber para entenderla

5G son las siglas utilizadas para referirse a la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil y es la sucesora de la tecnología 4G. Actualmente existen pruebas de campo y programas piloto que nos avanzan sobre las prestaciones que nos ofrecerán las conexiones 5G.

Por: Dr. Daniel Caridad López del Río
Docente experto de Cerem
International Business School

¿QUÉ ES LA TECNOLOGÍA 5G?

El 5G va mucho más allá de los teléfonos inteligentes. Esta tecnología será, sin duda, el alma de la nueva economía, que permitirá, por ejemplo, que los autos se conduzcan solos, una mejora infinita de la realidad virtual, ciudades inteligentes, desarrollo de la domótica (sensores, termostatos…) y robots que trabajen en la red. El 5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, de transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de emergencias y socorro.

Las redes 5G reducirán prácticamente a cero el tiempo de retraso entre dispositivos y servidores con los que se comunican. Para lograr todo eso, la 5G necesitará viajar en ondas de radio de muy alta frecuencia, de las cuales las más elevadas tienen velocidades más rápidas y mayor ancho de banda. Sin embargo, no pueden viajar a través de paredes, ventanas o tejados, y se vuelven considerablemente más débiles en distancias largas.

Esto implica que las compañías inalámbricas necesitarán instalar miles –o quizá millones– de torres en miniatura para celular encima de cada poste de luz, al costado de los edificios, dentro de cada hogar y potencialmente en cada habitación. De ahí que el 5G complementa al 4G, en vez de reemplazarlo por completo.

¿QUIÉNES ESTÁN DESARROLLANDO ESTA TECNOLOGÍA A NIVEL MUNDIAL?

Con este panorama, el esfuerzo inversor (medido como capex sobre ventas) se ha disparado en los tres últimos años. Si en el último decenio en la mayoría de los ejercicios las inversiones se situaban entre el 10 % y el 12 % de las ventas –a excepción de 2011 debido a las inversiones en frecuencias por licitaciones de espectro–, en los últimos tres años, desde 2014, ese ratio se ha vuelto a disparar al 16,4 %, 18,18 % y 14,77 %, al coincidir los despliegues de fibra con los de 4G.

Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos –Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de red 5G. Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan con procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales compañías de equipos de red, entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei, están construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G. La investigación y el desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según Barclays.

¿DIFERENCIAS ENTRE 4G Y 5G?

Al igual que en el resto de las distintas generaciones del estándar de conexión, la principal diferencia (y evidente) es un importante avance en la velocidad de transferencia de datos.

Según los datos disponibles, en condiciones normales el 5G será del orden de 200 veces más rápido que las conexiones 4G. Hablamos de cifras que se mueven en una orquídea que va de 1 a 10 Gbps, pero no es el máximo teórico puesto que se trata de velocidades de acceso a Internet en movimiento. Si consideramos el punto de acceso y receptor parados, la conexión de banda ancha se multiplica hasta lograr conexiones de hasta 50 Gbps.

Este ancho de banda será tal que, mientras las actuales conexiones 4G bajo tecnología LTE-A pueden alcanzar hasta 300 Mbps, esos teóricos “50 gigas” permitirán descargar archivos multimedia de unos 800 MB en apenas un segundo, mientras que con el 4G hablamos de una media de 30 segundos.

Se espera que las conexiones 5G sean para la telefonía móvil lo que la ficha óptica es a la banda ancha fija. Esta premisa hace que las compañías inmersas en el desarrollo y la evolución de las redes de quinta generación trabajen sobre perfiles de usuario con consumos del orden de 36 TB.

En lo que respecta a la eficiencia energética, se espera que los módem compatibles cuiden más la batería de los futuros teléfonos inteligentes. En cambio, habrá que esperar futuros acontecimientos a este respecto. Y es que el mayor ancho de banda del 5G requerirá unas especificaciones técnicas mucho más elevadas para estos dispositivos, especialmente en lo que concierne a la potencia del procesador y la cantidad y frecuencia del bus de la memoria RAM.

¿CUÁNDO ESTARÍA LISTA PARA SER IMPLEMENTADA?

El nuevo sistema móvil de acceso a Internet (el 5G) previsto para 2020, llega preñado de promesas. Multiplicará la capacidad y la velocidad, y tendrá una cobertura prácticamente ubicua, además de una velocidad de respuesta (latencia) casi inmediata, que permitirá que el 5G se use e intervenga en muchas actividades y procesos en los que nunca habían intermediado las telecomunicaciones.

El problema es que para ofrecer todas esas maravillas, el 5G requiere un enorme reforzamiento de las redes móviles multiplicando probablemente por muchas veces la cantidad de antenas desplegadas en el territorio. Y no salen los números. En realidad, los ingresos del negocio móvil no crecen o lo hacen marginalmente, pero las operadoras se ven arrastradas a una extenuante carrera de fondo en la que las generaciones de tecnología se suceden cada pocos años, requiriendo ingentes inversiones. No está claro, por tanto, que las telecos asuman alegremente esta nueva oleada de capex.

Por eso, el 5G se arriesga a no cumplir todas sus promesas y a desplegarse mucho más moderadamente si no se encuentran modelos de negocio viables que permitan asumir las nuevas inversiones. Y en ello están las operadoras, pero no está fácil. Y es que la llegada del 5G exigirá que el número de antenas de telefonía móvil instaladas se multiplique, fácilmente por 20 veces, para poder absorber el incremento de tráfico y el número de dispositivos conectados, cuya densidad puede multiplicarse por 100 veces respecto al estándar actual, hasta alcanzar el millón de dispositivos (móviles, tabletas, TV inteligentes, relojes, contadores, frigoríficos, lavadoras, automóviles, plazas de parking, cubos de basura, papeleras, etc.) por kilómetro cuadrado.

¿CÓMO SE PODRÍA AFECTAR LA ECONOMÍA NACIONAL?

5G es la respuesta tecnológica que hará posible miles de millones de nuevas conexiones y haciendo que estas sean seguras e instantáneas. Por lo tanto, tendrá impacto en todas las industrias colombianas: automoción, servicios médicos, industria, distribución… por nombrar algunos. Y 5G está diseñado a propó-sito para aprovechar la conectividad de los móviles de una forma nunca antes vista.

Los expertos estiman el impacto económico global de 5G en nuevos bienes y servicios que alcanzarán los USD 12.000 millones en 2035, ya que 5G pasa de una tecnología móvil capaz de conectar a personas con información, para conectar a personas con todo. Uno de los mayores beneficios en Colombia será estrechar la actual brecha económica, social y evidente tecnológica.

¿QUÉ BENEFICIO LES OFRECERÍA A LAS PERSONAS?

Como se ha dicho anteriormente, no solo se mejorará la velocidad de conexión, sino que mejorará las pérdidas de conexión, esta muy necesaria para el desarrollo de las nuevas tecnologías. Pero descargar videos o películas a gran velocidad no es el único beneficio, pues también aumentaría el número de terminales al que puede dar servicio cada antena simultáneamente, sin que esto repercuta en la velocidad de conexión, lo que en la actualidad representa un problema en grandes aglomeraciones. De igual manera, reduciría la latencia, que no es más que el tiempo de retraso entre dispositivos y servidores. Con la tecnología 5G se reduciría hasta valores cercanos al milisegundo, lo cual traería grandes mejoras en los juegos on line o videoconferencias.

Aunque esto suena espectacular, lo cierto es que un proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares, por lo que es necesaria la inversión de varias compañías, algunas de las cuales ya están trabajando en esta tecnología.

¿QUÉ SECTORES A NIVEL MUNDIAL SON LÍDERES EN LA IMPLEMENTACIÓN DE ESTE TIPO DE TECNOLOGÍA?

Existen tres sectores en los que esta tecnología será disruptiva:

  • Industria automotriz. La primera generación de un automóvil automatizado sin conductor puede entrar en juego. Con la ayuda de 5G se puede lograr una relación alucinante entre una ciudad inteligente y un automóvil autónomo. 5G facilitará el estacionamiento inteligente mediante una gestión eficiente del espacio de estacionamiento, reduciendo así el tráfico y la contaminación. Su automóvil detectará y elegirá la ruta óptima coordinando en función de los datos de tráfico comunicados desde otros automóviles y las carreteras. En este momento, solo unas pocas empresas están trabajando en este alto nivel de automatización, por lo que la capacidad de ofrecer este tipo de funcionalidad escalable requerirá la unión de dispositivos inteligentes y la red 5G.
  • Sector de la salud. Según IHS Market, 5G permitirá más de USD 1000 millones de dólares en productos y servicios para el sector sanitario mundial. En el cuidado de la salud, 5G facilitará la conectividad de dispositivos seguros para pacientes, cuidadores y proveedores de atención. Los pacientes podrán simplemente usar un sensor médico remoto e irse a casa, lo que esencialmente transmitirá los signos vitales a sus proveedores de atención médica. Estos datos pueden ser monitoreados debidamente por los médicos y proporcionar el asesoramiento médico y las prescripciones adecuadas a través de la webcam. Con la introducción de 5G habrá un impulso significativo en el sector médico. En lugar de pacientes que se acercan a los médicos para recibir tratamiento, con redes 5G los pacientes y los médicos pueden conectarse en todo el mundo.

    Los informes de digitalización e imágenes se pueden enviar a cualquier parte del mundo para realizar análisis de expertos, ampliando el acceso para los pacientes que viven lejos de los proveedores de atención médica y reduciendo el costo de obtener una segunda opinión.

  • Internet de las cosas. Se espera que 5G sea 10 veces más rápido que el 4G, por lo que debe conectarse sin problemas con varios dispositivos a la vez y que podría eliminar los problemas relacionados con la latencia (redes celulares). La experiencia humana se actualizará para visualizar prácticamente todo mientras nos conectamos con 5G. Los analistas estiman que en 2020 habrá más de 20.000 millones de dispositivos instalados en todo el mundo, lo que generará enormes cantidades de datos.

    Con acceso a este tipo de información, las industrias de todo tipo podrán alcanzar nuevos niveles de eficiencia. Ericsson ha proyectado que 5G alcanzará el 15 % de la población mundial para 2022. Más recientemente, AT & T ha anunciado que a finales de 2018 sus clientes recibirán redes móviles 5G.

TENIENDO EN CUENTA QUE HOY YA SE ESTÁ VIENDO LA 5G, ¿QUÉ TIPO DE TECNOLOGÍAS PODRÍAMOS ESTAR IMPLEMENTANDO EN 20 AÑOS?

La evolución tecnológica no para un segundo y año tras año aparecen novedades que la llevan a otro nivel. Hace 10 años era difícil hablar de la robótica de hoy en día, de la impresión en 3D o de la realidad virtual, pero hoy día estamos familiarizados con estos conceptos.

Dentro de 20 años quizás estemos familiarizados con hologramas que nos transportan (como las gafas de Microsoft Hololens), coches autónomos que se conduzcan solos (un concepto que cada vez vemos más cerca), controlar dispositivos con la mente y los ojos, videojuegos potenciados con la realidad virtual, biotecnología que pueda modificar tu cuerpo, ordenadores inteligentes con capacidad autónoma y chips neuromórficos, la computación cuántica, la comunicación sin barreras en distintos idiomas o la estandarización de las impresoras en 3D o 4D.

REFLEXIONES

La tecnología 5G en su máxima expresión requiere un despliegue muy capilar, pero muy complejo de construir y mantener, y muy caro; al mismo tiempo, la industria no logra facturar más y se está demostrando que el 4G y la fibra no logran monetizarse especialmente ni afloran nuevos nichos de crecimiento. Por último, el esfuerzo inversor para el 4G y la fibra ya ha disparado la relación capex/ventas y no parece posible seguir manteniendo estos ratios.

Pese a todo ello, la revolución tecnológica llegará en el 2020 y nos convertirá en una sociedad hiperconectada, lo que ciertamente incidirá en nuestra forma de vida, de relacionamiento y, en general, en nuestros patrones de comportamiento.

By |2019-03-07T15:23:17-05:00marzo 7th, 2019|Tecnología|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.