Las altas y bajas de la industria de autopartes en Colombia

//Las altas y bajas de la industria de autopartes en Colombia

Las altas y bajas de la industria de autopartes en Colombia

En Colombia la industria de autopartes ha presentado importantes avances y cambios desde su establecimiento entre la década del 70 y el 90. Sin embargo, pese a los esfuerzos para fortalecer su presencia en el mercado, su desarrollo aún se encuentra en un punto medio y con uno de los mayores retos al frente: pasar de ser un “ensamblador” a un “fabricante” de autopartes.

Por: Andrés Magri G.
@AndresMagri

La Industria Colombiana de Autopartes surgió y se estructuró en el marco de las políticas proteccionistas entre la década del 70 y el 90. Su consolidación se realizó con base en las primeras operaciones industriales de ensamble de vehículos, cuando comenzó en el país (en el año 1979) lo que hoy se denomina General Motors Colmotores y la posterior llegada al mercado colombiano de CCA Mazda y Sofasa.

Alrededor de esa inversión nacional y extranjera se dinamizó la producción local de autopartes.

Otro aspecto que influyó positivamente para que la Industria se instaurara en el país fue la integración andina materializada en la Resolución 323 y el Convenio Automotor Andino, que fomentó la generación de políticas bilaterales y el libre comercio y sus partes entre: Perú, Ecuador, Bolivia, Venezuela y Colombia.

Lastimosamente, la salida de Venezuela de la Comunidad Andina implicó un descenso del volumen de producción nacional debido a la disminución de las exportaciones de vehículos.

Colombia cuenta con el Centro de Distribución de Repuestos más grande de Latinoamérica, con cerca de 70.000 partes y una inversión de US$40 millones tanto en infraestructura como en repuestos en todo el país, para atender a todas las marcas de vehículos de carga pesada en sus distintos puntos de atención.

SITUACIÓN DE LA INDUSTRIA EN COLOMBIA

Actualmente, la Industria Nacional de Autopartes está estructurada alrededor de la proveeduría de componentes o sistemas del vehículo, como ruedas, llantas, suspensión, vidrios, componentes eléctricos, sistemas de aire acondicionado y ventilación, escapes, elementos para el acondicionamiento interior del vehículo, entre otros. La Industria se caracteriza por el bajo volumen de producción por pieza, la amplia gama de referencias y su versatilidad para cambiar o modificar líneas de producción para atender las demandas específicas del mercado.

Según Luis Ernesto Muñoz, profesor de la Universidad de los Andes, la Industria colombiana se encuentra en un estado intermedio, si se considera que uno de los extremos es el desarrollo del vehículo completo y otro es su importación. Con base en lo anterior, existen dos mercados grandes en la Industria: ensamblaje de vehículos y venta de repuestos, ambos se concentran en Bogotá, Cali y Medellín.

Como aspecto importante se resalta la aparición de nuevas ensambladoras, como Hino Motors de Toyota, lo que implica la producción de otros componentes a nivel nacional, muy enfocados a vehículos comerciales o camiones.

Aunque en el momento uno de los renglones de menor escala en la generación de ingresos es la fabricación de componentes o sistemas con valor agregado, la transición de un “país ensamblador” a un “país fabricante” resulta uno de los retos más importantes que enfrenta la Industria. Lo anterior podría representar un incremento del grado de especialización de las autopartes.

DIFICULTADES

En cuanto a las principales dificultades que enfrenta la Industria, se identifica la necesidad de adecuar la política automotriz a la nueva realidad nacional, regional y mundial de la industria automotriz, esta política es fundamental para que futuros inversionistas tengan claras las reglas de juego para ingresar al mercado colombiano. Este es un proceso en el que se avanza bajo la alianza público–privada del Programa de Transformación Productiva. Complementando que deben fortalecerse es la calidad de la materia prima local para el desarrollo de componentes.

A pesar de las falencias y las necesidades que enfrenta actualmente la Industria Colombiana de Autopartes, es de resaltar el camino recorrido y el avance alcanzado en algunos temas estratégicos, como la creación del Centro de Desarrollo Tecnológico, el avance en el trabajo colaborativo Universidad- Empresa-Estado y los pasos realizados para estructurar la política de consolidación de la Industria. Muestra de ello es la inversión público-privada que se ha gestionado en los últimos años para el desarrollo de diferentes estrategias; desde 2009 la inversión ha superado el monto de $2.000.000.000. Fortalecer esta industria podría implicar un incremento del mercado de vehículos en Colombia, pasando de 320.000 y 360.000 vehículos por año, a 500.000 o más para el año 2020. Incluso, al conquistar el mercado ampliado en Centro América y los países de la Cuenca del Pacífico, se podría alcanzar niveles de producción de 1’000.000 de vehículos por año, según Meza.

DATO 1

• La industria automotriz en Colombia representa 6,2% de PIB

• Colombia se caracteriza por producir autopartes en sistemas de suspensión, de dirección, de escape, de transmisión, de refrigeración, material de fricción y algunas partes eléctricas (como baterías y cableados), productos químicos, rines, llantas, filtros para aire, lubricantes y combustibles, tapicerías en tela y cuero, vidrios templados, laminados y para blindaje, bastidores de chasis, aires acondicionados, partes de caucho, metal y accesorios, entre otros.

PARA TENER EN CUENTA…
  1. El Gobierno Nacional expidió el Decreto 1567 por medio del cual se facilita la operatividad del Programa de Fomento para la Industria Automotriz – PROFIA, que permite la importación de autopartes a cero aranceles siempre y cuando la pieza no sea fabricada en Colombia.
  2. El Decreto 1567 expedido el pasado 31 de julio a través de los Ministerios de Comercio, Industria y Turismo, y Hacienda y Crédito Público, desarrolla un marco normativo único que integra los lineamientos establecidos en el decreto 2910 de 2013, que creó al PROFIA y nuevos elementos que facilitan a las entidades públicas y al sector privado su operación y control.
  3. Entre los elementos a destacar del nuevo decreto está la creación de un comité interno en el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo integrado por los directores de Comercio y de Productividad y Competitividad y el Subdirector de Diseño y Administración de Operación, donde podrán participar autoridades públicas y particulares, que tendrá como función generar espacios de concertación y discusión entre los actores de la industria para facilitar la toma de decisiones objetivas y transparentes en el proceso de determinar las existencias de producción nacional de los bienes que se requieran importar al amparo del Programa.
  4. Las solicitudes de autorización para operar el PROFIA que estaban en trámite antes de la expedición del nuevo Decreto continúan rigiéndose bajo la normatividad vigente en el momento en que fueron presentadas, es decir, bajo los lineamientos del Decreto 2910 de 2013. Una vez se reglamente el Decreto 1567 de 2015, ésta se aplicará a todos los programas autorizados y en curso.
  5. Desde 2012 el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo a través del Programa de Transformación Productiva PTP ha venido trabajando en la creación e implementación del PROFIA como un régimen aduanero alternativo para la industria automotriz que promueva el desarrollo de todos los eslabones de la cadena, a través de la producción de autopartes y el ensamble de vehículos fomentando nuevas inversiones en el sector.
  6. Este nuevo régimen de importación de autopartes ya está siendo utilizado por la empresa Foton, que inaugurará en agosto próximo su nueva planta de ensamble ubicada en Cundinamarca, en la cual se invirtieron recursos por US$12.5 millones y en donde se ensamblará en una primera fase (la Pick-Up FOTON) Tunland.
MERCADO LIBRE Y SU UNIÓN CON ASOPARTES

Mercado Libre es una compañía Argentina dedicada a las compras entre usuarios inscritos a su servicio de compras, ventas y pagos por Internet. Cuenta con operaciones en su país en Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay, Honduras y Venezuela.

En la plataforma Mercado Libre venden productos pequeñas y medianas empresas, productores, fabricantes, importadores, emprendedores, minoristas, mayoristas, individuos particulares, concesionarios, etc. Mercado Libre es el retail online #1 en Latinoamérica y Colombia.

El principal factor diferenciador de Mercado Libre es el tráfico. Alrededor de 13 millones de personas navegan en la plataforma mensualmente en Colombia. Por su parte, Una de las palabras más buscadas en la categoría con al rededor 15.000 búsquedas por mes es accesorios y repuestos para carro.

El e-commerce de Mercado Libre es de avanzada para brindar una excelente experiencia de compra a través de su ecosistema (mercado pago, mercado envíos, market place, etc).

ASOPARTES busca brindar el beneficio de incursionar en este tipo de acuerdos que permitan a sus afiliados obtener un canal adicional de ventas a sus productos.

LA INDUSTRIA COLOMBIANA Y LOS TLC

Los Tratados de Libre Comercio (TLC) tienen el potencial para atraer inversión extranjera directa al país y facilitar el intercambio comercial, y así estimular la capacidad exportadora de Colombia mediante la apertura de mercados.

“Por eso, nuestra misión principal es proveer un excelente servicio a quienes nos compran los camiones y tractomulas porque este mercado de partes o repuestos representa mil millones de pesos anuales para atender a todas las marcas, lo que muestra un crecimiento superior a 20 %”, aseguró Tom Clevinger, Vicepresidente y Gerente General de Global Parts de Navistar International (Revista Dinero).

La inversión extranjera tipo “puente” convierte a nuestro país en una plataforma exportadora comercial con beneficios arancelarios; tal es el caso del Brasil, que cuenta con una Industria Autopartista fuerte y que –por no tener acuerdos con EE.UU.– podría eventualmente iniciar operaciones en Colombia.

Lo anterior se convierte en una oportunidad para el país, pues se podrá impactar positivamente en cuanto a generación de empleo y al nivel de innovación y valor agregado generado internamente.

Estas iniciativas gubernamentales reflejan la disminución del proteccionismo por parte del Gobierno exponen a la industria nacional a la competencia internacional lo que le exigirá tomar medidas proactivas para enfrentar ese desafío.

Manuel Barrios, gerente general de Navistar para Colombia, enfatizó que el promedio de vida útil de los vehículos de carga pesada en países desarrollados está entre 7 y 11 años, el promedio en América Latina es de 13 a 17 y en Colombia es superior a los 23 años.

By |2019-01-05T13:08:15+00:00enero 5th, 2019|Transporte y distribución|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment