Desafíos que enfrentará la integración digital en Colombia y América Latina durante 2018

Home/Últimas noticias/Desafíos que enfrentará la integración digital en Colombia y América Latina durante 2018

Desafíos que enfrentará la integración digital en Colombia y América Latina durante 2018

Por Luis Fernando León
Gerente Comercial para la Región Andina de Corning

En los últimos cinco años el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ha buscado posicionarse como un actor protagónico para la economía nacional. Las políticas gubernamentales para dinamizar la adopción de fibra óptica y banda ancha, así como el renovado interés inversionista de los grandes operadores de telecomunicaciones han logrado una mezcla interesante que ha dejado resultados, hasta el momento visibles, aunque tímidos e incluso conservadores.

Consecuencias como el aumento en el número de emprendedores que buscan innovar en este campo, reconocimientos internacionales y la llegada de empresas nacionales a otros países muestran que el sector de las TIC cuenta con un potencial enorme en Colombia.

Sin embargo, factores como la carencia de una política de Estado contundente y dinamizadora, las reglas de juego poco claras en materia de implementación de plataformas digitales y los permanentes debates en torno a la integración de nuevas tecnologías han generado una desaceleración en el crecimiento de la industria TIC, en comparación con años anteriores.

Por lo cual, Corning, líder mundial en desarrollo de materiales para fibra óptica y vidrio, identificó tres desafíos que debe enfrentar el sector de las TIC para lograr una implementación dinámica y eficiente de nuevas tecnologías de banda ancha que permitan una mayor conectividad a través de proyectos de fibra óptica.

  1. Optimización de costos y recursos

Corning comprende la importancia de establecer un modelo de negocios que permita desarrollar y ejecutar proyectos con una inversión menor a la que se realiza actualmente o diferir los costos de cada proyecto a un plazo más largo, para aliviar la carga financiera de los operadores, que hoy en día debe proporcionar desde el inicio de un proyecto casi el 89% de lo que cuesta (indicador conocido como CapEx). La consecuente reducción de este indicador hará que los proyectos sean más viables porque para nadie no es un secreto que Colombia posee una extensa red de fibra óptica cuyo potencial apenas comienza a explotarse, la telefonía móvil continúa creciendo a pesar de los obstáculos al desarrollo de infraestructura y el objetivo de reducir el precio de los servicios de banda ancha para masificar esta tecnología, que aún se percibe como una herramienta de lujo y también es esencial para fortalecer la competitividad del país en comparación con lo que sucede en otros rincones de América Latina. Al conquistar este desafío, que está en la agenda de todos los operadores, se obtendrán beneficios tales como una mayor eficiencia y competitividad para las empresas de todos los tamaños. Las TIC permitirán que más personas tengan acceso a la información en cualquier momento, desde cualquier lugar y en tiempo real, lo que afectará la productividad y los ingresos de las organizaciones. En asuntos urbanos, las tasas de criminalidad se reducen, los tiempos de respuesta a las eventualidades o emergencias disminuyen, los recursos se optimizan y aumenta la satisfacción de los ciudadanos. Todo esto se puede medir con parámetros que hacen que los esfuerzos de digitalización sean tangibles.

  1. Conjugar estabilidad política con estabilidad económica

Con una proyección de crecimiento económico que rodea el 1,8% al finalizar 2017, es claro que en Colombia aún no existe riesgo latente para que los proyectos de fibra óptica sean pospuestos o queden detenidos por completo. Por el contrario, las inversiones en esta dirección continuarán, aunque a un ritmo lento y cauteloso por parte de operadores, empresarios y usuarios finales.

Pero ante una coyuntura política en la que los recursos públicos se han dirigido hacia otros proyectos, la posibilidad de fortalecer la penetración de los servicios de internet y Wi-Fi, así como los incrementos en la red de fibra óptica no se verán tan pronto como el país lo necesita.

Esto, sumado a la falta de claridad jurídica y en las reglas de juego para el desarrollo de nuevas plataformas digitales, las cuales provocan millonarias multas que frenan la inversión, queda un panorama gris para la implementación de banda ancha en Colombia, pero con la firme intención por parte del gobierno central y los operadores para fomentar la implementación de proyectos de fibra óptica.

  1. Adopción de nuevas tecnologías

En Colombia, así como en gran parte de América Latina, la falta de planes de inversión por parte de los gobiernos y la falta de una inversión extranjera más dinámica y preponderante han llevado a que la adquisición de nuevas tecnologías sea lenta e ineficiente, reduciendo las oportunidades de lograr una verdadera ‘transformación digital’ que pueda contribuir al desarrollo de la industria de las telecomunicaciones, catalizando innovaciones cruciales para revolucionar otros sectores de la economía.

Nuevas herramientas, como los sistemas pre-conectorizados, que brindan optimización en tiempos de instalación, recursos humanos y ahorro en costos variables (como seguridad y transporte), están llegando de manera tímida al país a través de los principales operadores de telecomunicaciones, pero la resistencia al cambio en la industria de las TIC todavía es grande y el desafío será mostrar las grandes ventajas que ofrece la implementación de plataformas innovadoras. No hay duda de que los operadores han avanzado en este sentido, pero también las organizaciones de todos los sectores y las personas deben acelerar su adopción.

Así las cosas, los planes de expansión de operadores en Colombia implican la inclusión de casi 100.000 nuevos usuarios durante el próximo año y están lejos de lo que muestra el panorama regional, donde Brasil, por ejemplo, prevé la inclusión de más de 300.000 usuarios en 2018; podrán ser reforzados para alcanzar proyectos de masificación más ambiciosos y, de acuerdo con la realidad de un país donde uno de los proyectos clave de infraestructura llevados a cabo por el Ministerio de TIC en los últimos años, de llevar fibra óptica a más más del 96 por ciento de la población colombiana (1.078 municipios) se podrá cristalizar con conectividad de alta velocidad y bajo costo en todo el territorio nacional.

By | 2017-12-06T10:24:21+00:00 diciembre 6th, 2017|Últimas noticias|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment