No se deje meter “gato por liebre” con las llantas de segunda

//No se deje meter “gato por liebre” con las llantas de segunda

No se deje meter “gato por liebre” con las llantas de segunda

4 de cada 10 accidentes de tránsito se deben al mal estado de las llantas.

De acuerdo con cifras de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), en Febrero de 2017 se vendieron 63.454 vehículos usados frente a 17.956 autos nuevos; es decir que por la compra de un carro nuevo, se adquirieron entre 3 o 4 usados. Lo cual indica que es importante advertirle a los colombianos, los cuidados que deben tener con el cambio periódico de las llantas, así como de los riesgos de comprar llantas usadas, explica, Juan David Gutiérrez, CEO Neumarket.

Al presentarse 4 veces más ventas de carros usados, aumenta la probabilidad de adquirir un vehículo con llantas que previamente pudieron haber sido reencauchadas o regrabadas y el cliente, desconociendo esto, podría colocar en riesgo su seguridad.

Cabe aclarar que las llantas de segunda son aquellas han sido modificadas para aparentar más tiempo de vida, sin embargo, no todos los neumáticos están en condiciones de pasar por este proceso y quienes lo hacen, incurren en la negligencia o irresponsabilidad de poner en riesgo la vida de los clientes.

Los reencauchadores utilizan algunas herramientas que hacen más profundas las líneas de medición de vida de una llanta para aparentar que tiene poco recorrido. No obstante, eso implica que el neumático cada vez esté más delgado y se presente un alto riesgo de estallarse y, a mucha velocidad, ocasionar un accidente fatal.

“El rencauche consiste en cambiar la capa superior a las llantas de maquinaria pesada que conservan su casco interior en buen estado; dicha técnica se le debe hacer a las llantas que tiene grabada la R de rencauche, mientras que el regrabado es la técnica de sacar tajadas del caucho para darle profundidad al labrado. Los dos trabajos son buenos para el bolsillo porque incluso, en la revisión técnico mecánica pueden pasar desapercibidos; pero pueden resultar muy costosos para la vida porque están en funcionamiento unas llantas totalmente lisas y sin estabilidad a mitad de precio”, explica Gutiérrez.

Riesgos de comprar llantas usadas

-Perder el control del automóvil, dada la precaria capacidad de agarre de los neumáticos contra el terreno

-El hidroplaneo o aquaplaning, consiste en pasar a cierta velocidad sobre una superficie mojada o un charco, y perder la estabilidad a causa del efecto lubricante del agua contra el asfalto.

¿Cómo puedo reconocer una llanta usada?

  • Revisando que no haya golpes o abultamientos, pues esto indica que no tienen buenas condiciones o que se ha almacenado en pésimas condiciones, otra razón que puede desgastar su resistencia considerablemente.
  • Observando y palpando el caucho de la llanta, este debe lucir saludable, hidratado y sin fisuras ni porosidad.

¿Es legal comprar llantas usadas en Colombia?

Pese a que la Resolución 1457 de 2010 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial define las llantas usadas como aquellas que han finalizado su vida útil, se han convertido en residuo sólido y que además no cumplen con los requisitos técnicos o presentan defectos de fabricación impidiendo su uso en vehículos automotores, son cada día miles las personas que ponen en riesgo sus vidas comprándolas.

En nuestro país se exige la correcta disposición y reciclaje de las llantas usadas, pero lamentablemente la venta clandestina de estas rompe con la correcta cadena produciendo no solo graves daños ambientales, sino un gran número de accidente en carreteras.

Además, la Policía Nacional contempla en su código de tránsito que estar usando llantas con el desgaste superior al permitido, o que en apariencia se note que están muy lisas como para andar con seguridad, acarrea una multa de hasta 15 salarios mínimos legales vigentes diarios, es decir unos $322.200.

By | 2018-02-12T11:53:50+00:00 febrero 12th, 2018|Últimas noticias|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment